Tlf.952806014


Estepona(Málaga)

 

Otorrinolaringólogo

AMÍGDALAS Y VEGETACIONES


¿Qué son las amígdalas?

Las amígdalas son extensiones de tejido linfoide situadas en la garganta y que constituyen el anillo de Waldeyer, protegiendo la entrada de las vías respiratorias de la invasión bacteriana.

Amigdalas

¿Qué enfermedades provocan las amígdalas? 

– Infecciones de repetición (amigdalitis con fiebre y/o placas de pus). Su tratamiento de entrada siempre será médico, en la mayoría de los casos con antibióticos.

– Un aumento excesivo de tamaño de las mismas(hipertrofia). Ello podrá producir ronquidos al dormir, apneas del sueño, problemas dentales, hiperactividad, etc

Amigdalitis aguda Amigdalitis aguda Hipertrofia amigdalar Hipertrofia amigdalar

¿Qué son las vegetaciones o adenoides?

Las vegetaciones son unas glándulas que forman parte del sistema de defensa contra las infecciones en la infancia. Se encuentran situadas en la parte posterior de la nariz, justamente por detrás del paladar y de la campanilla. Las vegetaciones van aumentando de tamaño, desde el nacimiento hasta aproximadamente los cuatro años, para luego ir disminuyendo hasta desaparecer en la edad adulta.

Vegetaciones

¿Qué enfermedades provocan las vegetaciones? 

El principal inconveniente de las vegetaciones es que están situadas precisamente en la confluencia de la nariz, garganta y las dos trompas de Eustaquio, que son los dos conductos que dan ventilación a cada uno de los oídos. Cualquier inflamación o aumento de tamaño de las vegetaciones, produce un aumento de la mucosidad nasal, obstrucción nasal y bloqueo secundario de la ventilación de los oídos. El niño, al no poder respirar normalmente por la nariz, tiene que hacerlo por la boca, lo que conlleva, a la larga, deformaciones en el desarrollo del paladar, que se hace muy alto y estrecho, dificultando así la salida de los dientes. Es frecuente asimismo el mal aliento, sobre todo por la mañana, cuando se levanta del sueño nocturno.

Si a la obstrucción nasal se le añaden también unas amígdalas muy aumentadas de tamaño, se pueden presentar paradas respiratorias durante el sueño, que es lo que se conoce médicamente como síndrome de apnea obstructiva del sueño

La abundante mucosidad espesa en la garganta puede contribuir a veces a la producción de bronquitis, repetidas y, en raras ocasiones, a neumonía, debido a que las vegetaciones actúan como un foco infeccioso persistente.

El bloqueo de las trompas de Eustaquio provoca en el niño otitis de repetición, con pérdida de audición y supuraciones de oído.

¿Que tratamiento tienen?

En el niño roncador, solucionaremos fácilmente el problema practicando una amigdalectomia con láser, complementada en el mismo acto quirúrgico con una extirpación de las adenoides o adenoidectomía.

La amigdalectomía con láser es una intervención indolora, con poca frecuencia de hemorragia y puede efectuarse a cualquier edad, requiriendo pocas horas de estancia hospitalaria. A los 2-3 días de la operación, la respiración será totalmente normal, con ausencia de ronquido, de sudoración y de posturas forzadas, al haberse corregido la obstrucción faríngea y nasal. La reduccion amigdalar con radiofrecuencia es una técnica menos agresiva, pero con resultados menos satisfactorios que el láser.

La técnica de adenoidectomía es la eliminación de las vegetaciones en su totalidad, realizando un esmerado legrado de toda la zona, a través de la boca.En los casos en que exista asociado una afectación del oído (otitis serosas, otitis medias agudas de repetición), será necesario en el mismo acto quirúrgico, la colocación de tubos de ventilación o drenajes transtimpánicos (Ver capítulo ORL INFANTIL).

Amigdalectomía láser